Carbonell
Tips Carbonell
blog1

Consejos para preparar el mejor café en casa

México es conocido en el mundo, por producir uno de los mejores cafés del mundo: Chiapas. Descubre los mejores tips para preparar un buen café desde casa.
Está claro que tener una buena máquina es un primer paso importante, y podemos invertir todo el presupuesto que queramos permitirnos, pero no es lo único a tener en cuenta.

1 Compra un buen café

Hay diferentes variedades de café pero las más consumidas en todo el mundo son dos: arábica y robusta.

El arábica contiene menos cafeína y proporciona un café más suave con aromas afrutados. Los robustas tienen más cuerpo, son algo más amargos, concentran una mayor cantidad de cafeína y se suelen percibir como más fuertes de sabor.
También se pueden encontrar mezclas de ambas variedades en diferentes proporciones.

2 Elige café de grano

El café es una semilla que pierde sus propiedades cuando se procesa, por eso, es recomendable que compres café de grano natural y realices el proceso de molienda en casa, así, podrás prepararlo en tu cafetera y disfrutar de sus sabor y aroma.

3 Selecciona tu tipo de cafetera
Cafetera italiana

 

Está compuesta por dos cuerpos con forma de tronco de pirámide octogonal. En el cuerpo inferior se vierte el agua y se coloca un pequeño cacillo con forma de embudo, donde se pone el café molido. Al calentar la cafetera, y por ende el agua, ésta asciende a la parte superior, infusionando el café por el camino.
Cafetera americana o de goteo

 

El agua situada en el depósito se calienta y se hace pasar por un filtro (normalmente de papel) donde está situado el café. Al tratarse de un filtro bastante denso, el agua pasa lentamente, gota a gota (de ahí su otro nombre) depositándose en la mencionada jarra una vez infusionado el café.

Prensa francesa

 

El mecanismo de la cafetera es extremadamente simple. Un recipiente cilindríco, normalmente de vidrio, y un émbolo con un filtro. En un cazo calentamos agua y la vertemos en el cilindro, donde habremos colocado el café molido. Tapamos la cafetera, pero sin bajar el émbolo, y dejamos infusionar 4 o 5 minutos. Transcurrido ese tiempo, bajamos el émbolo, llevando el café molido al fondo y dejándonos un rico café para beber.

 

 

 

 

 

Carbonell

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más Tips