Carbonell
Carbonell
Como podemos ayudarte

Preguntas Frecuentes

La diferencia entre el Aceite de Oliva y el Aceite de Oliva Extra Virgen, radica en la forma en que las aceitunas son procesadas, a continuación te detallamos las cualidades y usos de cada uno:

Carbonell ® Extra Virgen: Color verde obscuro, tiene un sabor rico y afrutado, es ideal como base de aderezos para ensaladas y como condimento para pastas, sopas o salsas. Carbonell ® Extra Virgen es rico en vitamina E y ácidos grasos insaturados, por lo tanto, es bueno para mantener bajo el nivel de colesterol en el cuerpo.

Carbonell ® Extra Virgen se obtiene de las aceitunas que se procesan justo después de la cosecha, debido a esto, retiene una acidez baja dando como resultado un olor y sabor perfectamente conservados.

Carbonell ® Aceite de Oliva: Cuenta con un color dorado, tiene un sabor y aroma equilibrado, es ideal si se utiliza para freir, saltear y asar, ya que es capaz de soportar temperaturas superiores a 180C sin perder sus propiedades.

El Aceite de Oliva Carbonell ® se produce en Córdoba, España. Se elabora a partir de aceitunas maduradas bajo el sol español que son cuidadosamente seleccionadas.

De acuerdo a los estándares de calidad de Carbonell ®, las aceitunas deben recolectarse exactamente en el momento óptimo en que alcanzan su grado exacto de maduración para obtener el exquisito sabor de su aceite.

Carbonell ® Aceite de Oliva Extra Virgen se obtiene de la primera prensa de las aceitunas, por lo que tiene un nivel bajo de acidez. Este Aceite de Oliva cuenta con un rico sabor frutado y especial que lo hace el complemento perfecto para cualquier platillo: sopas, pastas, mariscos, aves, tapas, entre otros.

Carbonell ® Extra Virgen está especialmente recomendado para preparaciones frías, como ensaladas, sopas o pastas, además, mejora y potenciliza el sabor de: mariscos, aves y carnes también.

Carbonell ® Aceite de Oliva es ideal para el uso diario, es perfecto para calentar y por lo tanto, ideal para freír.

A diferencia del Aceite de Oliva, las mantequillas, margarinas y otros aceites vegetales contienen grasas saturadas; la grasa saturada aumenta los niveles de colesterol en la sangre y, por lo tanto, el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Carbonell ® Aceite de Oliva contiene una gran cantidad de grasas insaturadas, principalmente ácidos oléicos, por lo tanto, cocinar con Carbonell ® es la mejor opción para mantener el colesterol en niveles normales en el organismo.

El aceite de oliva es rico en grasas insaturadas (79% ácido oleico) que contribuyen a mantener niveles normales de colesterol en la sangre de personas sanas, cuando sustituye a las grasas saturadas de la dieta.

Claro, el Aceite de Oliva Puro se refina después del prensado, por lo que ya ha pasado por un proceso de altas temperaturas y puede volver a ser sometido en ellas.

El Aceite de Oliva Extra Virgen no pasa por este tipo de proceso, es completamente natural y también se puede usar para freír y darle un toque más intenso a sus platillos, sin embargo al someterlos a calor los Extra Vírgenes pueden perder ciertas propiedades.

Muchos indicadores sólo pueden ser evaluados por expertos, pero hay otras características importantes que ayudan a distinguir un buen Aceite de Oliva contra un producto medio: el aroma y el sabor.

Aroma
El primer indicador para reconocer un buen Aceite de Oliva, es el aroma, un Aceite de Oliva de calidad debe denotar dos aromas principales: el afrutado típico de la aceituna, y el olor a verduras y hierbas como: alcachofa, tomate, hierbas aromáticas y almendra.

Sabor
El segundo indicador es el sabor, mismo que debe confirmar los aromas base, además de permitir saborear un gusto amargo y picante.

La mayoría de los aceites de oliva almacenados de la manera correcta en el envase original sellado, se conservarán durante 1 ½ a 2 años.

Como tip, una vez que se abra una botella, trate de usar el aceite dentro de unos meses. La mejor manera para mantener su calidad, es almacenándolo correctamente en lugares frescos, evitando el calor y la luz.

El Aceite de Oliva tiene la capacidad de solidificarse a temperaturas inferiores a 7º Centígrados, esto no tiene ningún impacto en la calidad, a temperatura ambiente, el aceite vuelve a su estado original.

El color no está relacionado con la calidad y tampoco indica el sabor del aceite. Algunas variedades tienen color más verde o dorado que otros, pero a menudo se mezclan aceites de distintas variedades.

Si un aceite está expuesto al frío extremo, puede volverse turbio temporalmente, sin embargo no afecta la calidad.